Lóbregas y desalentadoras emociones.

Log 08. Leche para los pequeños. (1)

El chaval no tendría más de 18 o 19 años, pero ya mostraba un aspecto de lo más patético, lamentable y prematuramente envejecido.  Su piel era de un color cetrino y siempre parecía estar enfermo; asimismo, su inteligencia era más bien escasa, y aunque no se le había diagnosticado ningún tipo de retraso mental resultaba obvio que el chico era un perfecto imbécil a todos los niveles.

Como no podía ser de otra manera, su madre era la perfecta tirana, y sometía a su desgraciado vástago a todo tipo de humillaciones, vejándole tanto en público como en continuas torturas dentro de su propia casa, de la cual el chico rara vez salía: no estudiaba ni trabajaba, y era sometido a efectuar las tareas domésticas como un miserable ceniciento por su dictatorial madre.

Un sujeto tan sumamente despreciable y una madre con una personalidad a todas luces psicopática fueron el reclamo perfecto para una compañía farmacéutica de dudosa de reputación, de la que ya se rumoreaban con inmenso temor algunos casos de experimentación con humanos para Dios sabe qué oscuros propósitos. Los directivos de la compañía nunca hacían acto de aparición pública, y siempre eran sus representantes, unos tipos de una palidez mortecina quienes se mostraban en las brevísimas ruedas de prensa para presentar sus productos al mercado, siendo la nota predominante de las mismas la brevedad y un halo de anormalidad que hacía enmudecer a todos los allí presentes. Una vez finalizadas estas sesiones, los representantes se marchaban sin proferir palabra alguna.

La madre del chaval había sido captada por los siniestros directivos de la ignominiosa farmacéutica; lo cual propició el inicio del auténtico calvario del pobre chaval, que, a pesar de haber sido siempre víctima de numerosos abusos por parte de su dominante madre, jamás imaginó que el auténtico infierno aún estaba por llegar.

Continúa en la próxima entrada…

Anuncios

2 comentarios

  1. Jajaja, de alguna manera me parece muy divertida esta entrada xDD La descripción del chaval y su madre, y lo que le toca a los dos xD
    ¡No me había fijado en que tenías un blog, a partir de ahora lo leeré!
    Un besitouuuu!

    septiembre 29, 2011 en 6:37

    • Gracias, me alegro de que te haya gustado. Aún no sé cómo continuar la historia, y espero que afloren algunas ideas en breve para poder continuar con el pequeño relato (K)

      septiembre 29, 2011 en 15:31

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s